Seleccionar página

l

Hace poco más de un año, me puse como reto crear una obra teatral que me permitiera explicar el mundo de la nanociencia de una manera potente y diferente. Para lograrlo, me puse en contacto con Rosa Senserich y Anna Trias (moltes gràcies a les dues), las cuáles me llevaron a Javier Villena, quien gracias a su ímpetu y gracias a su compañía y la profesionalidad de sus actores consiguieron que una idea, un sueño, se pudiera hacer realidad, creamos la obra de teatro Nanoland.

Sigue tu camino, persigue tus sueños y persevera en tus motivaciones.

Teatro + ciencia = Nanoland

El espectáculo tiene como finalidad acercar la ciencia en general y la nanotecnología en particular, a los más pequeños, a los niños y niñas de primaria. De una forma divertida, emocionando y con un gran rigor científico, el público se adentrará en el sorprendente mundo nano, es decir, el mundo de la mil millonésima (10-9) parte de un metro, un tamaño ligeramente superior a la de los átomos y moléculas, o un tamaño 1000000 veces más pequeño que el tamaño de una hormiga!!

En Nanoland, el teatro se convierte en una herramienta didáctica, una herramienta contundente y diferente que permite enseñar ciencia avanzada de una manera cercana y atractiva. El arte a través del teatro es una potente herramienta comunicativa donde, en campos tan abstractos como la nanotecnología, puede ser clave para conseguir llegar de forma más efectiva al público.

La obra: Sinópsis

Lidia, Berta y Richard (Feynman), tienen un punto en común, la pasión por la ciencia. Los tres nos acompañarán al mundo nano, una aventura llena de personajes extraordinarios…y de mucha (nano) ciencia. Así, Lidia encuentra una caja de música, y escucha una voz, pero no la sitúa, esta voz viene de la caja de música y corresponde a una niña, Berta con un tamaño mil millones de veces menor a Lidia.

Alba se hace de la medida de Berta y esta le presenta todo el que pasa en el mundo nano, desde el funcionamiento de átomos y moléculas a las leyes básicas de ese mundo, la cuántica. En un momento determinado se encuentran con Richard (en homenaje a uno de los científicos más importantes del siglo XX, Richard Feynman) , el cual irá explicando todas las propiedades y algunas aplicaciones del mundo nano. A partir de este momento empezará un juego de acciones y aventuras dónde de una manera didáctica explicaremos las utilidades cotidianas de la nanotecnología.

Con una escenografía sencilla y funcional, utilizando todo tipo de recursos teatrales cómo son: la máscara, las marionetas, la manipulación de objetos, el teatro negro de Praga, clones, commedia italiana y la música, canciones y coreografías, conseguimos un espectáculo total y ameno.

Ciencia y arte: Recursos artísticos para explicar ciencia

La obra comienza con un breve viaje desde el mundo macro al mundo nano, usando el recurso del teatro negro, para situar el concepto de dimensión y tamaño. El viaje finaliza en el mundo atómico, dónde hablamos de la estructura básica del átomo a partir del uso de clowns.  Pasamos del átomo a las moléculas, haciendo un símil entre las relaciones personales y los enlaces atómicos a partir de la danza. De las moléculas pasamos a las nanopartículas hablando de las diferentes propiedades del mundo nano, usando de nuevo la danza y de la importancia de la cuántica, explicado mediante la entretenida Commedia dell’arte. Por último, finalizamos el viaje y la obra usando el teatro negro, recurso que acompaña toda la obra.

Recorrido de la obra

El recorrido de la obra se inició el 15 de Julio en el CC Collblanc con un pre-esteno ante público especializado y niños y niñas conocidos. Esto nos permitió corregir errores,mejorar el texto y adaptar la escenografía para un mejor entendimiento de la obra

Una vez implementada la obra, se fijó el estreno de la misma el 30 de septiembre en el Teatre Joventut de l’Hospitalet, gracias a las gestiones y la ayuda inestimable de Pessics de Ciència, personificado en Ferran Farré (gràcies!)

El estreno: 160 personas llenando un teatro para aprender nanotecnología y cuántica. Un sueño hecho realidad

El estreno fue apoteósico, la sala B del teatre joventut llena a reventar para escuchar 1h de nanociencia, impresionante. Muchos amigos y conocidos nos acompañaron y disfrutaron de la obra. Sin duda alguna un día inolvidable. ¿Quién me lo iba a decir a mi un año antes?. Increible

Os dejo una crónica de la misma, de Julio Pérez y de paso os recomiendo encarecidamente su blog, merece la pena!

Y una sorpresa final

El pasado viernes, 6 de octubre la compañía hizo una versión de Nanoland en el Centro Penitenciario Lledoners, lo cual consolida nuestra maxima que “llevamos la ciencia a todas las persones y a todos los lugares, sin importarnos edad, sexo ni condición”.

En palabras de Javier Villena, director de la compañía,  la experiencia supuso una experiencia inolvidable

Es la cuarta vez que nos presentamos la Compañía Javier Villena con un espectáculo en un centro penitenciario. Hoy hemos representado NANOLAND. Al finalizar había coloquio entre los asistentes. Después de ya mis 30 años de recorrido teatral, los actores y yo, hemos podido constatar la sensibilidad, la gratitud y la sabiduría de estas personas, que por circunstancias de la vida no lo pueden expresar en otro lugar…una experiencia extraordinaria que acrecienta esa sensación al salir de que el mundo está al revés.

Uno de los actores, Jordi Serra, recuerda con cariño la experiencia

Ha sido una experiencia enriquecedora y emocionante. Con un trato magnífico por parte de Quim, encargado del área de teatro del centro, del resto de personal y de los internos, que mostraron una disposición increíble. Espero poder volver a repetir la experiencia.

Y por último, la compañía teatral Javier Villena

Sin duda alguna, la clave del proyecto ha sido la compañía Javier Villena. 2 meses de trabajo y dedicación, creyendo en la obra y haciendo una apuesta arriesgada ya que no sabemos si tendrá recorrido o no. Ojala!.

Los actores tienen gran experiencia en montajes infantiles. Cinco actores que han dedicado muchas horas al proyecto y su director que ha aportado el guión artístico, la escenografía, muchas horas y fe, mucha fe en el éxito futuro de la obra. Para ellos no tengo otras palabras que las de agradecimiento infinito

Y ahora ¿qué?

La obra todavía está creciendo. Todavía necesita mejoras y la tenemos que pulir, en eso estamos. Ahora a seguir trabajando y a seguir buscando patrocinadores que nos permitan usar esta potente herrameinta para acercar la ciencia al gran público y para permitirme seguir soñando